Pelayo ya carga contra "el pacto de los perdedores y del odio"

Pelayo ya carga contra "el pacto de los perdedores y del odio"

La líder del PP, que ya se ve sin el bastón de mando de la ciudad, pide al resto de formaciones que han conseguido concejales que "recapaciten" y que dejen a su partido gobernar "con una minoría de inclusión".

“Todos hemos salido escaldados de los pactos políticos”, afirma, señalando que un posible pacto de tres o cuatro partidos “es algo ilógico y si me apuran, anti natura”.

25-05-2015 / 01:50 h.
Publicidad

A eso de las 22:20, cuando se conocía que el PP le arrebataba un concejal al PSOE para quedarse con 11, resoplaba más de un militante en el salón don Marcos de la bodega Conde de Los Andes, donde habían instalado su cuartel general los populares para vivir los resultados de la noche electoral. Era un pequeño consuelo que, así y todo, no satisfacía a los presentes tras el varapalo que suponía perder casi 15.000 votos con respecto a las elecciones de 2011, lo que a su vez se traduce en cuatro concejales menos y la más que probable posibilidad de no poder gobernar otros cuatro años más.

“¡Ahora un pacto! ¡Qué sinvergüenzas!” decía alguno, refresco en mano, viendo los resultados a través de una pantalla que retransmitía el especial de elecciones de Onda Jerez. El ambiente, lejos de la euforia de 2011, era de pesimismo, prácticamente desde que empezaron a conocerse los primeros datos y comenzaban a llegar los primeros simpatizantes del PP, conscientes de que la tarde-noche sería larga. Eso quizás motivó la ausencia de dirigentes populares hasta prácticamente las nueve y media de la noche, cuando hicieron acto de presencia, primero María José Rúa, número 10 en la lista popular, y minutos más tarde, José Galvín, número 11.

Con el catering contratado por el PP haciendo también aguas en opinión de alguno que se quejaba de la poca alegría que tenían los camareros a la hora de repartir chacina y montaditos, hacía acto de presencia María José García-Pelayo, rodeada de todo su séquito, entre aplausos y gritos de “alcaldesa, alcaldesa”. Eran las 11 de la noche y para entonces ya se conocía el descalabro

Pelayo sonreía, pero la procesión iba por dentro. Arropada por sus compañeros de partido, que también intentaban ponerle al mal tiempo buenca cara -aunque alguno no lo lograba-, daba en primer lugar la “enhorabuena” a los presentes “porque hemos ganado las elecciones”, para enseguida arremeter contra “aquellos que se empañan en ocultarlo y en decir que en Jerez hay una mayoría de izquierdas. Es mentira”. Pero a pesar de sus palabras, García-Pelayo ya imaginaba que sería muy improbable que vuelva a hacerse con el bastón de mando de la ciudad. Por eso cargó contra “el pacto de los perdedores y el pacto del odio”, afirmando que eso evitará darle “la oportunidad de trabajar a aquellas personas que lo están esperando”.

García-Pelayo, entre Saldaña (i) y Durá (d), durante el discurso a su electorado.
Pablo Uriel
García-Pelayo, entre Saldaña (i) y Durá (d), durante el discurso a su electorado.

Tras volver a agradecer a su electorado su confianza y su presencia, con mucha menos euforia y con una cara más larga atendía a los medios de comunicación para pedir a PSOE, Ganemos, IU y Ciudadanos “que recapaciten y que analicen lo que necesita Jerez en estos momentos. Si un gobierno estable de un partido político, con independencia de que tengamos que dialogar con el resto de las fuerzas políticas, o un pacto de tres o cuatro partidos que en ningún caso creo que vaya ni a agilizar la gestión municipal ni a facilitar la gestión y sobre todo, a resolver el principal problema que tiene Jerez como es el de la creación de empleo”. 

García-Pelayo considera que en Jerez “estamos en la misma línea de lo que ha ocurrido en toda España. Jerez no es una excepción y evidentemente cuando uno se presenta con unas siglas políticas en unos momentos, estas siglas pueden empujar y en otros casos te empujan hacia detrás. Ha habido una nueva realidad que son la de los partidos nuevos, como son Ganemos y Ciudadanos, que evidentemente han alterado el juego de las mayorías y evidentemente yo felicito a todos los partidos por el resultado que han obtenido. Simplemente estoy pidiendo a esos partidos que reflexionen y piensen qué es lo que le interesa a Jerez”

La aún alcaldesa reconoció “que es muy difícil que nosotros podamos hacer un pacto de gobierno con cualquier partido político”, y señaló su “intención” y “voluntad” de gobernar en minoría “tal y como busca Susana Díaz” en el gobierno de la Junta, es decir, “con una minoría de inclusión, una minoría que permita gobernar con acuerdos puntuales con distintos partidos políticos. Yo creo que a todos nos debe unir algo y es el bien de la ciudad, y creo que ahora mismo lo que la ciudad necesita es estabilidad”. Pelayo reconoce que su partido “también ha sido responsable de la etapa de los pactos” y que “todos hemos salido escaldados de los pactos políticos”, por lo que piensa que un posible pacto de tres o cuatro partidos “es algo ilógico y si me apuran, anti natura”.

Para cuando terminó de atender a la prensa, los montaditos ya empezaban a circular por doquier, pero a muchos ya se les había quitado el hambre

 
 
Publicidad
Publicidad