Marca ACME

Publicidad
Publicidad

La verdad es que ser socialista es muy bonito, pero a veces es complicado porque tienes muchos frentes que atender. ¿Cómo era aquella frase?

Entra en acción María Patiño, nacida en Ferrol pero criada en Sevilla, que dice que “le encantan los pueblos blancos de Cádiz” (sic), como podía haber dicho que le gusta el potaje de habichuelas o echarse la siesta en el sofá los domingos, a no ser que considere a Jerez “un pueblo blanco de Cádiz”.

Ese viejo aforismo político que dice “al suelo, que vienen los míos” estará ya en la cabeza de varios de los dirigentes políticos locales.

“Hay que ver cómo es a veces la Feria de Jerez”, piensa, mientras entra en la casa y nota cómo vuelve ese cosquilleo al pensar en la chica del mini mono que está en la cocina preparando café…

Nunca se sabe, pero me da que para la causa de desapego a las redes sociales estos días hemos ganado a la chavala que sale bailando bulerías en un vídeo (parece que en el Hontoria) y que, como me ha llegado a mí, ha tenido que ver todo Jerez, sí, la chica que se descuida en un revoloteo de falda y resulta que va fresquita bajo los pantis…

El problema de verdad, el problema real, es cuando te encuentras un clavel (o dos) por la mañana en la encimera de la cocina.

Espero que se pueda escuchar mi alocución por Onda Jerez, ya digo… Si hay algún problema con el horario del personal por la hora y por caer en sábado, pues habrá que apechugar, que para eso lo hemos puesto nosotros…

Diez años de completo abandono de la plaza Belén es mucho, algo había que hacer y ya.

Pues se acabaron las motos. Todo el mundo está de acuerdo en que esta edición ha habido más gente y que esta gente se ha dejado más dinero.

Cuando pienso en los próximos meses, en los dos próximos años, no sé con qué canción quedarme.

El gobierno municipal ha pasado a la ofensiva (pequeña y discreta, eso sí) con la presentación de distintos proyectos para la ciudad.

Ha habido gente que se ha quejado de los tunos. Bueno, es normal, los tunos… Los tunos son buena gente, pero vienen a Jerez a pasárselo bien, como todo el mundo cuando va por ahí un fin de semana.

Dorna solo tiene dos opciones: decir al Ayuntamiento de Jerez que sí o que no (bueno, también puede decir que lo va a estudiar, justo antes de meter la propuesta en el tercer cajón abajo a la derecha).

Hoy en día uno puede estar perfectamente en un sitio que lleva varios años abierto y que cuenta con su barra, sus mesas, sillas... y no estar exactamente en un bar.

Los números son los que son, todo va mejor en el Ayuntamiento, ahora que llevamos 685 días uno arriba o abajo aquí gobernando

Cada español recicla al año 16,2 kilos de vidrio al año, por lo que Jerez está en este momento por debajo… de la mitad de la media nacional.

Ha llegado el momento de empezar un artículo con el consabido “pues se acabó la Semana Santa”.

El nomenclátor tradicional de muchos barrios de Jerez es simplemente normal, otra cosa es la intencionalidad política que se desprende de algunas de las nuevas denominaciones y obras.

Resultan curiosos los datos de la Oficina Municipal de Turismo porque algunas de las conclusiones que se extraen no encajan con otros datos que se manejan en el conjunto del sector turístico jerezano

la gente ya es mayorcita y se supone que responsable, no puede tener siempre detrás al Ayuntamiento para que le diga lo que puede o no hacer…