Los rostros de la 'realidad' de la zona sur

Publicidad

Los rostros de la 'realidad' de la zona sur

La asociación Creando Futuro traslada a la ciudad una idea realizada en el barrio madrileño de Tetuán para hacer visible la situación por la que pasan muchos vecinos de la Zona Sur. 

'Jerez pura realidad' recoge los testimonios de 13 jerezanos que sufren la crisis.

09-08-2014 / 15:19 h.
Publicidad
 

Lo vieron en el telediario y no se lo pensaron dos veces. "Eso tenemos que hacerlo nosotros". La asociación vecinal Creando Futuro, de Torresoto, ha copiado a los vecinos del barrio madrileño de Tetuán y han querido hacer visible la situación por la que pasan muchos de los habitantes de esta zona de Jerez. La iniciativa original, llamada las Invisibles de Tetuán consistió en llenar el barrio de retratos de cinco vecinas, con frases como: "Soy una de las 5.000 familias que será desahuciada en Tetuán", "A 1.700 personas de Tetuán nos cortaron el agua en 2013". Y en Torresoto lo han hecho a la jerezana. En el Facebook de la asociación colgaron fotos de trece casos. Trece rostros de personas que lo están pasando mal y que subsisten a duras penas.

AVV Creando Futuro - Jerez pura realidad
Juan, Ana, Cristobalina y José, durante un momento de la conversación.

"Invisibles no somos", dice muy segura de sí misma Manoli, una de las impulsoras de Jerez pura realidad, que es como han llamado a la iniciativa. Una de las que presta su cara es Cristobalina, una vecina en cuya casa viven cuatro personas con apenas 400 euros. Su marido, que tiene 59 años, lleva cuatro en paro y sale todos los días a las siete de la mañana para buscar un empleo. "No tenemos ni coche, lo entregué cuando llevaba cuatro años con él —lo financió en seis— porque no podía pagarlo", cuenta Cristobalina, quien durante la conversación enseña varios recibos de luz y agua. "El lunes voy a pagar 97 euros de luz y el martes pagaré 80 euros del agua", cuenta resignada porque no le salen las cuentas. "El otro día compré una bombona porque hemos estado una semana duchándonos con agua fría, debo también tres recibos del Ocaso...", explica. Otra vecina la interrumpe: "Pues ve al Ayuntamiento que te paga el agua". "Ya, pero me da vergüenza", contesta. "A Rajoy le diría yo que viva con 426 euros, lo invito a mi casa, a ver si le cambia la mente", propone Cristobalina.

Ana es otra de las caras de Jerez pura realidad. "¿Por dónde empiezo?", se pregunta antes de explicar su situación. Ni ella misma sabe qué contar antes. Ana vive con su marido y su hija de seis años en casa de sus padres, ya que le quitaron la vivienda donde residía tras no poder hacer frente a la hipoteca. Con los 600 euros de la pensión de su padre viven los cinco, aunque "a veces también viene mi hermana, mi padre le paga alguna letra cuando puede...", explica. Su marido es pintor y hace cuatro años que no trabaja. Ana cuenta que sufre por no poder aportar económicamente y que eso le ha ocasionado hasta algún que otro susto en forma de dolencia. Fruto del estrés ha perdido 35 kilos. Hace poco lo llamaron para trabajar en un restaurante de la ciudad, pero al conocer su edad (35 años) le dijeron que era "demasiado viejo".

AVV Creando Futuro - Jerez pura realidad
Varios vecinos de Torresoto en la actual sede de la asociación Creando Futuro.

 

Más duro si cabe es el testimonio de Juan, quien se quedó viudo hace dos años y medio y está a cargo de sus tres hijas pequeñas, de ocho, once y doce años. En su casa sólo entran los 426 euros de la ayuda familiar, ya que no trabaja desde hace unos meses. "El banco me llama todos los días", cuenta. Y es que tiene una hipoteca de 580 euros que no paga, por motivos evidentes, desde el pasado mes de mayo. Es camionero y no cesa en su empeño por conseguir un empleo y hasta ha tenido que rechazar alguno por no poder compatibilizarlo con el cuidado de sus hijas. "Me llamaron de Puerto Real para trabajar, pero a nivel internacional, y eso no puedo aceptarlo". De sus últimos trabajos todavía le deben dinero, y lo poco que le pagaron tardaron varios meses en abonárselo.

"Esto tiene que explotar, hay familias que no pueden sobrevivir", añade Cristobalina. "Conozco a dos familias que están al límite. Es muy duro que tu hijo te pida leche y no se la puedas dar, que vayan al colegio sin un bocadillo... El Estado se debe preocupar por estos niños". Durante la hora que dura la conversación surgen muchos temas, y cómo no, el de la utilización de los fondos del Plan Urban es de los más recurrentes. "Está llegando dinero pero no se ven progresos", cuenta Manoli. "Se gasta en ladrillo, pero no en contenido, transformación social no se está produciendo", añade Inma. Por eso hacen iniciativas como Jerez realidad pura ("y dura" añade otra vecina), para "denunciar esos proyectos europeos que no llegan a las personas". Tampoco quieren que se olvide que siguen en el exilio, ya que fueron desalojados del centro de barrio de Torresoto. Estén donde estén no cesan en su empeño por mejorar la vida de sus vecinos.

 
 
Publicidad
Publicidad