Las obras del polígono El Portal no se terminarán

Las obras del polígono El Portal no se terminarán

Zona Franca informa al Ayuntamiento de su intención de resolver el contrato, liquidar el expediente con la adjudicataria y devolver los terrenos al Consistorio. El Consorcio tendrá que indemnizar a la empresa.

19-03-2017 / 17:19 h.
Publicidad

Las obras de reurbanización del polígono industrial El Portal se quedarán sin terminar. El Consorcio de la Zona Franca, entidad que supuestamente iba a aportar los fondos necesarios para retomar los trabajos tras la 'espantada' de la UTE por desavenencias con el Ayuntamiento, ha remitido al Consistorio jerezano su intención de resolver el contrato, liquidar el expediente con la adjudicataria y devolver los terrenos al Ayuntamiento de Jerez, según publica el diario Andalucía Información. Zona Franca será quien haga frente a los daños y perjuicios que se les hayan podido ocasionar a la adjudicataria.

El proyecto queda así prácticamente enterrado y los empresarios que utilizan el polígono El Portal para sus labores comerciales tendrán que acostumbrarse a ver las calles y avenidas del complejo sin concluir. Las obras se paralizaron en septiembre de 2015, tras los problemas surgidos entre la adjudicataria —la UTE llamada OHL Obrascom Huarte Lain-UCOP SAU— y el Ayuntamiento, a quien Zona Franca culpa de este nefasto final.

Las obras se adjudicaron por 2,8 millones a la citada UTE (Unión Temporal de Empresas), que dejó los trabajos al 30% de ejecución tras no ponerse de acuerdo con el Ayuntamiento, que ejercía la dirección facultativa de las obras, que tenían un plazo de ejecución de ocho meses, ya que fueron financiadas con fondos Feder, por lo que “el cumplimiento del plazo de ejecución se establece como condición esencial del contrato”. Zona Franca y Ayuntamiento licitaron el proyecto por 3,8 millones de euros, 1,1 millones de ellos aportados por el Consistorio jerezano.

"La suspensión de la obra se produjo sin que existiera culpa o negligencia del contratista”, recoge el citado informe, que reconoce a la empresa adjudicataria su derecho a la “indemnización por los daños y perjuicios reales que la suspensión del contrato le hubiera ocasionado”, que cifra en unos 905.000 euros. El informe de los técnicos de Zona Franca reza: "No se puede achacar al contratista las indefiniciones del proyecto (...) subsanaciones que a nuestro entender corresponden a la dirección facultativa —ejercida por el Ayuntamiento—, y que de haberse producido hubieran permitido la ejecución del proyecto en plazo y que con la documentación de la que disponemos, no se le han facilitado al contratista”. Y concluyen, a su vez, “que existen errores en la definición de las partidas del proyecto”.

 
 
Publicidad