La improvisación al servicio de los sentidos

La improvisación al servicio de los sentidos

LauraB (voz), Divino Fino (bases) y Libertad Aguilar (violonchelo) forman Fosphoro, un grupo inclasificable cuyas composiciones combinan rock, música clásica y electrónica.

17-02-2017 / 17:08 h.

Un flechazo musical. Eso asegura que tuvieron Libertad y Laura. La primera, con su violonchelo, y la segunda, con su voz, enseguida pensaron en un nombre para completar el trío: Fede Collado, artísticamente conocido como Divino Fino. Juntos forman un singular grupo que se ha venido a llamar Fosphoro y que está dando ahora sus primeros pasos. Llevan ensayando desde el verano pasado, probando, experimentando, improvisando lo que les sale de dentro. Ni ellos mismos saben definir el tipo de música que hacen. Dicen que están buscando la línea en la que quieren trabajar. Dream pop, trip hop melódico... pero también se asemejan al folk británico. Fosphoro es todo eso y mucho más. Una banda inédita en Jerez y difícil de comparar con otras del territorio nacional. No es necesario. Tan solo hay que escuchar y disfrutar.

Fue después de un concierto de Costellas Quintet, que como su propio nombre indica, es un quinteto —de cuerda— del que forma parte Libertad Aguilar, cuando ella y Laura comenzaron a hablar de un posible proyecto en común, que une música clásica, electrónica y rock and roll. La mezcla de estilos de los miembros de la banda es variopinta pero encaja a la perfección. Una vez empiezan a tocar se olvidan de todo y conectan entre ellos. Su música, envolvente —como ellos mismos la definen—, busca salirse de lo tradicional, erizar la piel, despertar sentimientos en el público que acuda a sus conciertos, en unos directos que serán “enérgicos y potentes”.

“Los tres tenemos mucha energía en el escenario”, cuenta Libertad, que asegura que ambos saben transmitirlo al público. Esta valenciana afincada en Jerez desde hace diez años es profesora en el Conservatorio de Jerez. Su formación clásica, cuenta, no le impide experimentar con música moderna, ya que ella misma dice que es muy “abierta de mente” y que en Fosphoro tiene libertad para probar y dar rienda suelta a su imaginación, que es mucha. “Cuando tengo un solo improviso mucho, lo hago sin partitura”, relata, algo que no es muy usual cuando de tocar el chelo se trata.


Manu García
Divino Fino y LauraB, durante la entrevista.

Los inicios de la banda se están dedicando a realizar cover —versiones— de otros autores, aunque piensan, en un futuro, ir componiendo temas propios y publicar su propio disco. Fede Collado, aka Divino Fino, es quien lo cuenta. Él, que lleva casi veinte años pinchando música y una década dedicado a la música electrónica, confiesa que en Fosphoro está cumpliendo un sueño. “Es donde quería llegar”, señala. Este grupo es todo lo contrario a La Pompa Jonda, por ejemplo, la banda de la que forma parte y que estila una música mucho más bailable. Aquí da rienda suelta a su yo más profundo.

La voz de Fosphoro es LauraB, que cuenta con una amplia trayectoria, tanto en solitario —llegó a publicar el disco Montaña rusa—, como integrada en grupos, como Bafles, donde compartía escenario con la mitad de lo que hoy es Gas Drummers. Ahora, en Fosphoro, asegura que está “muy feliz”. Y se les nota. No paran de reír cuando están los tres juntos y eso se refleja en sus composiciones, a las que irán dando salida en redes sociales de forma progresiva. “La gente va a disfrutar”, asegura LauraB, que cuenta que la intención del grupo es “ir creciendo y tocar mucho”, hasta encontrar su propio sello, que el público reconozca su marca. En eso trabajan.

El libro Mujeres que corren con los lobos, de la doctora estadounidense Clarissa Pinkola Estés, es el culpable de que el grupo se llame así. “A Laura y a mí nos encanta, y buscamos en él una palabra que nos definiera. Cuando vimos fósforo lo tuvimos claro, era esa”, relata Libertad, que explica que esta es una palabra que viene del griego y que significa “portador de luz”, por lo que no hubo más discusión. Así dicen que es su música: oscura pero con momentos de luz.

 
 
Publicidad