La Corporación municipal jerezana en las redes sociales

La Corporación municipal jerezana en las redes sociales

19-05-2017 / 09:52 h.
Publicidad

Hoy es esencial para un concejal o concejala estar presente en las redes sociales. Es verdad que aún sigue habiendo un gran brecha digital entre un Jerez que no accede a esta tecnología, pero también es verdad que los teléfonos móviles de hoy están facilitando el acceso a las redes a personas que por diversas circunstancias no han aprendido a manejar un ordenador. Mirando la web municipal, y concretamente la página donde se relacionan todos los concejales y concejalas de nuestro municipio, veo que está incompleta en cuánto a información y que podía estar mucho mejor. Ignoro si existe la información que reclamo en otro sitio. Si es así, ruego que se me disculpe, pero yo por lo menos, no la he encontrado.

Creo que sería conveniente para la ciudadanía que cada nombre y apellidos del concejal o concejala debiera tener un enlace a todos los sitios en donde estén presentes en las redes sociales. Y aquí es dónde vamos al fondo del asunto. Las redes sociales deben convertirse en la herramienta directa entre el político/a y la ciudadanía. ¡Cuánto procedimiento administrativo nos evitaríamos si la comunicación con nuestros representantes fuera fácil y fluida! Hay muchas redes sociales, pero entre ellas, son especialmente Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin las que se llevan la palma.

Empecemos por Facebook: la más conocida y la más utilizada. Nuestros políticos —y no sólo en Jerez— cometen un gran error, que es crearse un perfil personal en vez de una página personal. Facebook ofrece distintas herramientas para estar presente en su red, a saber:

-perfil personal: es lo que tenemos los más comunes de los mortales. Nosotros elegimos a nuestros 'amigos' en Facebook y solicitamos 'amistad' a otros usuarios que nos interesen. Cuando tenemos formada nuestra comunidad de 'amigos', dependiendo de cómo configuremos nuestra privacidad (algo que muy poca gente hace), nuestros 'amigos' tendrán acceso a nuestras publicaciones tanto propias como compartidas, nuestras fotos, nuestros vídeos, etc. Nos podemos mandar mensajes de tú a tú utilizando el sistema de mensajería de Facebook, el Messenger, etcétera. Y podemos poner nuestro perfil privado, es decir, que nadie que no sea nuestro 'amigo' pueda ver lo que publicamos e incluso podemos impedir que se pongan en contacto con nosotros.

-página personal: es un tipo de herramienta que Facebook pone a disposición de los personajes públicos. Aquí la persona dueña de la página, pone sus publicaciones, vídeos, fotos, etc... y son visibles para todas las personas que la sigan. Es decir, está en la voluntad del usuario seguir o no a esa personalidad pública. Es el perfecto escaparate para gente que se dedique a la política, artistas, etc. Es más, con tu página personal, si pagas, puedes aparecer como publicidad en el sector de usuarios de Facebook que te interese, cosa que no puedes hacer con un perfil personal.

-página empresarial: lo mismo que lo anterior, pero en vez de ser una persona la dueña de la página (bueno, 'la dueña'... el dueño es siempre Facebook) es una marca o una corporación. Estas páginas son utilizadas por marcas para hacer publicidad o por operadoras de teléfono para atender a sus clientes, por poner un ejemplo.

-hay otra variedad de página que se podría utilizar para asociaciones, ONG...

Y por último, los grupos, que son conjunto de usuarios con un interés común que debaten o comparten distintos temas: deportes, política, pasatiempos, etcétera... y estos grupos pueden ser públicos o privados. Pues bien, nuestros políticos jerezanos, por lo que yo observo, tienen perfiles personales y no páginas personales. Esto es un error. Además, en el caso de personas con muchos amigos es hasta denunciable por incumplir las normas de Facebook. ¿Qué ocurre con el perfil personal de un político? Imaginen que yo quiero entrar en contacto con el concejal de Cultura o de Medio Ambiente o con la concejala de la oposición del partido tal. Al no tener una página y tener un perfil personal, tengo que solicitarle 'amistad', que me la dará si quiere. Y en el caso de que me la dé, este concejal o concejala, automáticamente tendrá acceso a mi perfil, viendo quiénes son mis amigos y los datos que yo tenga visibles. Es más, si quiero enviarle un mensaje para comentarle cualquier tema, no podré hacerlo si no me concede su 'amistad' (dependiendo de como tenga configurado su privacidad).

Por lo tanto, no es el perfil personal lo más adecuado para un político que es una persona pública. Está bien que, para sus amigos de verdad y familiares, no sus 'amigos' de Facebook, tenga un perfil personal, pero para el contacto con la ciudadanía debería ser una página personal: así tanto político como ciudadanos tendríamos protegidas nuestra privacidad y sería más útil la herramienta. Twitter es una red mucho más práctica y democrática, pero menos utilizada por la mayoría de la gente. Es más difícil su aprendizaje que el de Facebook, y quizás esté ahí la cuestión. Sin embargo, todos son ventajas. El ciudadano elige seguir al político y se puede poner en contacto directamente con él. Si alguien es molesto, el político puede bloquear. Sin duda, es la red más rápida y eficaz.

Instagram, sucedáneo de Facebook dedicado a las fotografías, también es una buena herramienta ya que al igual que Twitter, es uno mismo quien decide seguir la actividad del político. Lo que no sería comprensible aquí es que hubiera políticos con Instagram privado. Y como final, nos encontramos con la red profesional Linkedin. Es esencial para la transparencia y el conocimiento del historial curricular y la actividad profesional de nuestros políticos. La ciudadanía tiene derecho a saber qué profesión y que formación tiene cada concejal (y esto sería extensible a diputados y demás cargos públicos). Saber a qué se dedicaba antes de entrar en política también es un dato muy revelador para distinguir a servidores públicos de los conocidospolíticos profesionales que sólo han trabajado en política en toda su vida (algo que hoy resta en la credibilidad de los políticos).

En Linkedin también es posible contactar con el político en cuestión, pero tiene la misma pega que los 'amigos' de Facebook. Si contactas con alguien en Linkedin, automáticamente también tienen acceso a tu perfil profesional.
No debemos olvidar la herramienta reina, que no siendo red social, ha superado todos los vaivenes de internet y ahí está como sobreviviente: el correo electrónico, la manera más cómoda de ponerse en contacto con nuestros políticos. Alguien dirá que en poblaciones como Jerez, que son grandes, es materialmente imposible contestar (por parte de quienes tiene responsabilidades de gobierno) a todos los mensajes que se pueden recibir por las redes. Sí, es verdad. Pero para eso están los equipos y los asesores que pueden gestionar lo que reciban nuestros políticos para descongestionarlos. Y cada vez que publiquen algo, para que la ciudadanía sepa que son ellos y no su equipo, puede utilizar la fórmula Rajoy, terminar la publicación con sus iniciales. No puedo terminar sin ser justo y reconocer un punto a favor del Ayuntamiento de Jerez, que es el acceso ciudadano a la Declaración de Bienes y Actividades.

 
 
Publicidad