Jerez volverá a pagar la fiesta de las motos en la provincia: 1,8 millones para reasfaltar el Circuito

Jerez volverá a pagar la fiesta de las motos en la provincia: 1,8 millones para reasfaltar el Circuito

El Ayuntamiento consigna una partida en el Presupuesto de 2017 para ejecutar unas obras que se llevarán a cabo en el verano y que son imprescindibles para mantener la prueba a partir de 2018. Galván confirma un aumento de la taquilla este año hasta llegar a los 4,6 millones.

08-05-2017 / 11:27 h.
Publicidad

Dorna exige que el Circuito de Jerez vuelva a reasfaltar su trazado bajo pena de llevarse el MotoGP el próximo año. La imposición se une al hecho decisivo de que en este momento hay que renegociar el contrato para la continuidad de la prueba, que supone el pago de un canon anual de unos 5 millones de euros. En todo caso, ya se sabe que Cirjesa, participada desde 2008 por Ayuntamiento y Junta de Andalucía, no será quien acometa los trabajos, cifrados en 1,8 millones de euros.

Esta partida saldrá del Presupuesto municipal del presente ejercicio, que solo espera el visto bueno del Ministerio de Hacienda para entrar en vigor, por lo que nuevamente las arcas municipales tendrán que afrontar un ingente desembolso para mantener a partir del próximo año un evento deportivo de carácter internacional que reporta grandes beneficios a la provincia y proyecta mundialmente la imagen de la comunidad autonómica durante un fin de semana al año. Ya la alcaldesa mostró públicamente, en una entrevista hace unos meses en lavozdelsur.es, su interés porque el resto de localidades gaditanas beneficiadas por el impacto del Gran Premio —el Gobierno andaluz cifra en más de 30 millones el desembolso en la zona estos días— aporten a su sostenimiento, aunque esta demanda ha sido casi como pedir agua en el desierto. Cádiz ha estrenado motorada este año —con poco éxito, eso sí—, Sanlúcar ha cubierto todas sus plazas hoteleras y El Puerto incluso ha organizado un importante festival de música para animar a los moteros que han pasado el fin de semana en sus calles. Gran parte de la fiesta la ha costeado, un año más, Jerez.

En 2018 se cumplirán precisamente diez años de las últimas obras de reasfaltado del Circuito, que en aquel momento venían impuestas por los miembros del comité de seguridad de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) para homologar el trazado de velocidad a su normativa. Los trabajos, como está previsto que suceda esta vez, se llevaron a cabo entre julio y agosto de 2008, costaron 1,7 millones de euros y se centraron en el reasfaltado de la pista (con la mejora de la rasante y de la adherencia) y el tratamiento de las zonas de escape para reducir la posibilidad de accidente y facilitar las opciones de reincorporarse a la carrera. Una década después, mantener el MotoGP en Jerez, y por extensión en Andalucía, significará que los jerezanos inviertan en solitario 1,8 millones para nuevas obras. Aparte, habrá que abordar también la renegociación del canon por la disputa de la prueba, para el que el Ayuntamiento, a través de Cirjesa, aporta unos 2 millones frente a los 3 que pone la Administración andaluza para cubrir, como se ha dicho, los alrededor de 5 millones que supone esta celebración.

"Me consta incluso que con la Junta se mantienen conversaciones para renovar el Gran Premio, porque en 2018 termina el contrato de tres años que tenemos, y hay que iniciar las conversaciones para renovar y todos estamos de acuerdo", aseguraba Santiago Galván, teniente de alcaldesa de Economía y vicepresidente de la sociedad pública en una entrevista en días pasados con este medio. Este mismo lunes el propio Galván ha confirmado, en una entrevista en Radio Jerez, que la taquilla ha crecido en 300.000 euros frente al año anterior, hasta alcanzar los 4,6 millones de euros. Una recaudación que desde 2012 va a parar a la cuenta de resultados de Cirjesa después de que el gobierno anterior hiciera pública la gestión y explotación del trazado, hasta entonces en manos de una concesionaria señalada por la opacidad y por los conflictos de intereses. No en vano, el propio patrón del MotoGP, Carmelo Ezpeleta, formaba parte de su estructura. Unida a esa decisión, también hubo un traspaso de deuda, en forma de capitalización aún no resuelta, desde Cirjesa al Ayuntamiento por unos 21 millones de euros.


La presidenta de Diputación, Irene García, y el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, con el piloto gaditano Marcos Ramírez, disfrutando del GP de 2017 en Jerez.

Aun así, como publicaba este fin de semana pasado El Mundo, el Circuito de Jerez es el más rentable de España. Alcañiz, en Aragón, es el trazado español más moderno y gastó 120 millones de euros de dinero público entre 2001 y 2014, ritmo que mantendrá en el futuro. Otros trazados como Cheste (Valencia) y Montemeló (Cataluña) también han tenido que acudir en todos estos años a diversos rescates financieros con cargo al erario público. En el caso del circuito barcelonés, el Ayuntamiento que ahora gobierna Ada Colau ha intentado en varias ocasiones, sin éxito, librarse del pago de parte del canon por celebrar pruebas de Fórmula 1 y MotoGP. "Mantendremos nuestro compromiso mientras se encuentra la fórmula para que la instalación se autofinancie", recogía el periódico generalista citando a fuentes municipales. Y añadía: "Una fórmula que se sabe inexistente". España, por si fuera poco, es el único país del circo de las dos ruedas que cuenta con cuatro pruebas anuales, todas sostenidas por la Administración pública.

Dorna, Ayuntamiento y Junta tendrán que pactar nuevas condiciones para mantener el Mundial en Jerez a partir de 2018

Galván, como responsable de las cuentas municipales es más que consciente de que ha tenido que hacer encajes de bolillos y renunciar a otras inversiones públicas para que el capítulo 7 del Presupuesto consigne un gasto de 1,8 millones de euros para el reasfaltado del Circuito. Todo sea por contentar a Dorna y retener una cita deportiva que debe entenderse como inversión antes que como gasto. ¿Pero debe seguir cargando en solitario Jerez con esta pesada carga? No hay que olvidar que durante 20 años el Ayuntamiento sufragó en solitario el canon por celebrar el evento y no fue hasta 2008 cuando la Junta entró a formar parte del accionariado con el control del 32% del mismo. "No tenemos competencia desde luego para que un ayuntamiento de otro municipio invierta en algo que se hace en territorio de Jerez pero hay un gran avance en ese aspecto porque Diputación de Cádiz por primera vez ha entrado a patrocinar actividades del Circuito, con 150.000 euros, por lo que pasar de cero a 150.000 euros creo que es un gran paso. Creo que todas las administraciones se deberían implicar", implora Galván en una entrevista concedida a este medio.

¿Y la Junta, puede hacer más? Responde Galván: "Siempre que se le pide ayuda responde y está ahí para echar una mano. La Junta entiende que es un atractivo turístico importante para Andalucía y de hecho en el acuerdo que tiene con Dorna aparece el nombre de Andalucía por todo el mundo". El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ensalzaba este mismo domingo de carreras la importancia del Gran Premio de España de Motociclismo en el Circuito de Jerez por ser "una proyección real de lo que Andalucía es capaz de organizar y gestionar, un campeonato de gran magnitud que atrae a más visitantes y que genera riqueza en Jerez, en la provincia de Cádiz y en toda la comunidad, con cerca de 30 millones de euros de impacto directo”. En paralelo, subrayaba que, junto al beneficio económico, la generación de empleo y la elevada ocupación hotelera, de alrededor del 96% en la zona, este acontecimiento “es una magnífica oportunidad para mostrar la marca Andalucía en millones de hogares de todo el mundo”.

 
 
Publicidad