El ruido y la suciedad se instalan en las plazas del Clavo y Progreso y en la calle Tornería

Publicidad

El ruido y la suciedad se instalan en las plazas del Clavo y Progreso y en la calle Tornería

Vecinos de estos enclaves forman un frente común contra las molestias que ocasionan los bares del entorno que incumplen con la normativa y anuncian movilizaciones si no hay soluciones.

21-04-2017 / 08:00 h.
Publicidad

Se avecina un nuevo conflicto vecinal. Con las pancartas todavía colgando de los balcones de plaza Vargas criticando el incumplimiento de la normativa municipal, ahora son los vecinos de Plaza del Clavo, Tornería y plaza del Progreso los que anuncian medidas ante el ruido y la suciedad que vienen padeciendo cada vez más, ya que temen que se siga acrecentando ante la cada vez mayor apertura de locales hosteleros en la zona.

En la noche de este pasado jueves se reunía por primera vez una treintena de residentes que, tras poner en común sus problemas, llegaron a la conclusión de que “la convivencia, actualmente, no es posible. No paran de proliferar bares y no hay control ninguno”, señala el portavoz de estos vecinos, que prefiere mantener el anonimato. El problema, apunta, es que hay algunos locales que ejercen actividad de bares de copas sin tener licencia para ello, lo que provoca que permanezcan abiertos hasta el comienzo de la madrugada y, en ocasiones, con música. “Lo peor es que llamamos a la Policía y nos dicen que no tienen suficientes efectivos para acudir”.

Los vecinos de Tornería acaban de pasar una Semana Santa en la que ya están acostumbrados a formar parte de una vía que podría denominarse la Carrera Oficiosa, puesto que gran parte de las hermandades discurren por aquí. “Esto ya viene en el sueldo, al igual que nos pasa en Navidad con las zambombas o en verano, cuando no podemos ni abrir las ventanas del ruido que hay en la calle. Pero lo que no queremos es que esto se prolongue todo el año”, señala el portavoz vecinal, que también critica que la cera de los nazarenos no suele eliminarse en esta vía, “con el peligro de caídas que puede originar”. Además, recuerda que la pilona situada al comienzo de la calle, junto a Rafael Rivero, lleva un año sin funcionar. “El Ayuntamiento nos dice que va a instalar un nuevo sistema con cámaras, pero que tardará un año. Y mientras, esto a veces es una autovía”.

En cuanto a la plaza del Clavo, fue noticia esta pasada Semana Santa por la gran cantidad de basura que se acumulaba todos los días. “Eran botellones casi todas las noches, pero también porque hay un bar que sin tener licencia de veladores, permite que la gente esté en la calle consumiendo”, algo que, por otra parte, “ocurre habitualmente”. A esto se une que la calle Horno, que une esta recoleta plaza con San Marcos “se convierte en urinario público por donde no pasan los servicios de limpieza. En verano no se puede pasar del fuerte olor que hay a orina”.

Por último, en la plaza del Progreso el principal problema, indican los vecinos, es la suciedad que se acumula en el entorno y los intempestivos horarios que tienen los trabajadores de Urbaser de baldear la calle, a eso de las cinco de la mañana, con las molestias que origina en cuanto a ruido. 

Alejandro González, presidente de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, que estuvo presente en la reunión, señala que “vemos el mismo patrón que hemos vivido en otras zonas. Se está demostrando que es un asunto endémico del centro. Desde que el problema empezara en San Mateo poco a poco se han ido agregando otras zonas de intramuros y todo siempre bajo la misma premisa, que no se cumple la normativa. Nadie está en contra de los bares, pero la convivencia es complicada y se permite abusar ante la falta de control. Y aunque la mayoría de los bares cumplen, ese porcentaje bajo molesta a mucha gente”.

De momento, los vecinos de este entorno anuncian nuevas reuniones e instar al Ayuntamiento a que haga cumplir la normativa, sin descartar colocar pancartas como ya se hace en plaza Vargas o manifestarse en los próximos plenos municipales. 

 
 
Publicidad
Publicidad