El historial del ciberdepredador de Puerto Real: más de 2.000 archivos pedófilos y casi 70 delitos

Publicidad

El historial del ciberdepredador de Puerto Real: más de 2.000 archivos pedófilos y casi 70 delitos

Benjamín Cabello, Benjy, vuelve a prisión tras ser arrestado hasta en tres ocasiones por acosar a menores por internet.

20-03-2017 / 18:48 h.
Publicidad

Benjamín Cabello, 30 años, vecino de Puerto Real, en paro y con un amplio historial delictivo. ¿El motivo? Acosar a menores a través de internet. Lo pillaron en 2008, también en 2009, para cuando ya había acosado a 70 niños de países bálticos. Benjy, como se le conoce a este joven, vuelve a prisión por no cejar en su empeño de hostigar a menores, normalmente de entre 12 y 14 años. La Policía lo ha detenido por tercera vez tras acosar en la red a un gran número de niños, a los que convencía para que les enviaran material pornográfico y luego los chantajeaba. Hasta tal punto llegaba el acoso de Benjy que uno de los menores acosados, un estonio llamado Sten, terminó suicidándose pegándose un tiro con la pistola de su abuelo.

El juez envía así al joven puertorrealeño a la cárcel tras serle intervenidos más de 2.000 archivos de carácter pedófilo. La investigación se inició a finales de septiembre de 2016 tras la denuncia de un padre que había descubierto que su hijo, menor de edad, intercambiaba fotografías de carácter íntimo con una supuesta chica, también menor de edad. Las primeras investigaciones permitieron determinar que la supuesta menor era en realidad un adulto residente en Puerto Real quien, en 2009 y 2010 ya fue detenido por hechos similares.

Otras seis víctimas, todos menores de edad, tres de ellos residentes en Zaragoza y el resto en distintas localidades españolas, también cayeron en las redes de Benjy, que intentó hasta concertar citas con estos jóvenes. El investigado utilizaba perfiles en distintas redes sociales, donde se hacía pasar por una chica de 14 años o por un chico de la misma edad. Entonces, captaba a sus víctimas y lograba que confiaran en él para que le enviasen fotografías y vídeos de carácter sexual. Otra forma de obtener este material era a través de plataformas de juegos online.

Los agentes calculan que puede haber unas 30 víctimas, repartidas por toda la geografía nacional y por países bálticos, ya que utilizaba redes sociales de Estonia, uno de los motivos que está alargando el procedimiento en el tiempo y que permite que Benjy estuviera en libertad, debido a la complejidad que supone localizar y citar a los testigos, muchos de ellos de países del Este de Europa. Benjy también está pendiente de juicio en el Juzgado de lo Penal número tres de Cádiz por una causa abierta el 16 de octubre de 2009 en el Juzgado de Instrucción número dos de Puerto Real, cuyo titular acordó la prisión provisional del detenido por un presunto delito de corrupción de menores. En 2011 ya se acordó la apertura de juicio oral por 48 delitos de utilización de menores para elaborar material pornográfico, 13 delitos de coacciones, dos delitos de abusos sexuales, cuatro delitos de injurias graves y dos delitos de injurias graves con publicidad.

 
 
Publicidad
Publicidad