Cómo perder peso de forma efectiva

Publicidad

Cómo perder peso de forma efectiva

Aunque a veces se piense que perder peso es algo tremendamente complicado, lo cierto es que no lo es tanto.

16-08-2016 / 10:35 h.
Publicidad

En este artículo vamos a ver cómo perder peso de una forma sencilla y asequible a cualquier persona. Y es que, aunque a veces se piense que perder peso es algo tremendamente complicado, lo cierto es que no lo es tanto. ¡Vamos allá!

¿Cómo perder peso?

Empecemos por el principio, y el principio es saber cómo perder peso. Puedes encontrar mucha información al respecto en http://www.comoperderpeso.es, pero, por el momento, aquí, voy a explicar algunos aspectos esenciales.vLo primero que tienes que comprender es cómo funciona el organismo. Si lo entiendes, ya tendrás mucho ganado, porque te fijarás más en los alimentos y tu día a día lo orientarás de una forma óptima para perder peso.

Lo que debes saber es que el organismo necesita energía para funcionar, y esa energía la obtiene de los alimentos. Son las temidas “calorías”. El cuerpo quema las calorías y obtiene energía. Por lo tanto, las calorías son necesarias, y no es bueno eliminarlas por completo.

Dentro de las calorías, hay diferentes tipos de alimentos que las aportan. Generalmente hablamos de grasas, hidratos de carbono y proteínas. El cuerpo, para obtener las calorías, debe romper esas moléculas, y liberar, así, la energía. Es decir, la energía está “dentro” de esas moléculas. Y al cuerpo le resulta mucho más fácil romper las grasas y los carbohidratos que las proteínas para obtener la energía. Y, como el cuerpo es una máquina muy eficiente, consume primero las grasas y los carbohidratos.

¿Cuál es el problema? Que, como históricamente no hemos podido comer tanto como nos ha apetecido, el cuerpo se ha convertido en una especie de almacén. Así, si un día teníamos suerte de poder comer, parte de esas reservas energéticas que se guardaban. Y, efectivamente, esas reservas son las grasas que acumulas. Cuando el cuerpo estaba privado de alimento, empezaba a consumirlas, hasta la próxima vez que encontrase comida.

Ahora, la cuestión clave es entender lo siguiente: tu cuerpo puede recurrir a esas reservas de energía, que son grasas, y consumirlas. Para ello, necesitas hacer ejercicio (necesitar energía) y no añadir muchas más calorías (porque, entonces, el cuerpo usará las nuevas). Como no es muy recomendable no comer nada (aunque con la supervisión de un médico puedes practicar el ayuno), la solución más efectiva pasa por consumir muchas proteínas. ¿Por qué? Porque el cuerpo, como ya hemos dicho, prefiere acudir a las grasas acumuladas, porque le resulta más fácil obtener energía a partir de ellas. Así, podrás ir reduciéndolas sin tener que dejar de comer.

Así, ya tienes mentalmente claro cómo funciona el proceso: debes hacer más ejercicio (necesitar más energía), y comer proteínas, para que el cuerpo obtenga la energía necesaria a partir de las grasas acumuladas (porque le resulta más fácil hacerlo ahí que en las proteínas).

Haz de tu casa un gimnasio

Entendido lo anterior: ¿cómo hacer más ejercicio? Una opción es ir al gimnasio, pero yo no la recomiendo, porque, en el gimnasio, te encontrarás a muchas personas que llevan mucho tiempo practicando deporte y que ya tienen muy buenos cuerpos. Eso puede conducir a que te frustres. Es mejor que compres algunos aparatos para hacer ejercicio en tu propia casa, como una multiestación, por ejemplo, y te marques unos ejercicios diarios para que quemes más energía.

Estos ejercicios puedes pedírselos a cualquier entrenador personal, y te hará una tabla, un calendario y un horario sin ningún problema. Recuerda que deberían ser ejercicios que te obliguen a necesitar mucha energía, de forma que el cuerpo consuma tantas calorías de las grasas acumuladas como sea posible.

Sigue una buena dieta

Por otro lado, tienes que seguir una buena dieta. Y cuando hablo de buena, hablo de adecuada para tus objetivos. Por lo tanto, debería ser una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos y en grasas. No es recomendable eliminar por completo las grasas y los carbohidratos, pero sí reducirlos notablemente. Además, tienes que tener en cuenta que, si eliminas las grasas y los carbohidratos, la variedad de platos se reduce, y puede conducirte al aburrimiento de la dieta.

En cualquier caso, hay muchas webs donde puedes encontrar buenas dietas para adelgazar, además de consejos para lograr adelgazar en una semana o menos tiempo, gracias a los planes que tienen disponibles. Lo único que tienes que tener presente es que, en este tipo de webs, hay muchas dietas diferentes para una gran cantidad de personas distintas. O sea, no todas las dietas te resultarán útiles para tus objetivos. Pero, como en el primer apartado ya te he explicado qué es lo que necesitas para adelgazar, todo lo que tendrás que hacer es buscar aquella dieta que mejor se adapta a tus necesidades, y empezar a aplicarla.

Recibe consejos de fitness

Por último, tienes que recibir los mejores consejos de fitness, porque no todo es comer según lo mencionado en el primer apartado y hacer ejercicio para quemar grasas acumuladas. También tienes que 'moldear' tu cuerpo y tonificarlo de la forma adecuada. La mejor forma de recibir estos consejos de fitness es acudiendo a alguna revista especializada, como Fitness Revista, y guiarte a partir de lo que se comenta en ella, de forma que puedas ir tonificando tu cuerpo según adelgazas y haces ejercicio.

Por supuesto, lo mejor sería contar con un entrenador personal, pero no siempre es posible, así que deberías guiarte, como poco, por revistas de este tipo, donde se exponen consejos para adelgazar, hacer entrenamientos, tonificar el cuerpo, etcétera. Además, también muestran diferentes tipos de dietas, por lo que, en algunos casos, puede que obtengas mejores planes de alimentación aquí que en las webs mencionadas anteriormente.

Échale un ojo, seguro que encuentras cosas realmente interesantes para ti.

Como has podido ver, perder peso es mucho más sencillo de lo que puede pensarse en un principio. Con estos sencillos trucos, podrás lograrlo sin demasiada dificultad, y, así, podrás volver a ir a la playa y a la piscina y no sentirte mal con tu cuerpo.

 
 
Publicidad
Publicidad